Publicado: 6 de Marzo de 2015

Permite reemplazar un equipo antiguo por otro de última generación, reutilizando las conexiones frigoríficas, eléctricas y de control, mejorando la eficiencia energética. 

Además, permite instalar máquinas en una preinstalación ya existente con tubería diferente a la nominal.

Los equipos de Aire Acondicionado instalados antes de 2004 utilizan en su mayoría gas refrigerante R22 que, si se libera a la atmósfera:

  • Daña la capa de ozono.
  • Perjudica el medio ambiente.
  • Afecta a la salud de las personas.

Para evitar estos riesgos la UE ha prohibido totalmente el uso de este gas a partir de 2015 y su venta para mantenimiento o recarga ya desde el pasado 2010. Esto significa que desde ahora el mantenimiento de los equipos instalados antes de 2004 será más costoso, más complicado e, incluso, la mayoría de estos equipos quedarán obsoletos en poco tiempo.